Una espléndida jornada de plantación de árboles en el Parque Natural de los Montes de Málaga

Cuando se prepara una actividad y se hace con tanta ilusión como dificultad por superar problemas y obstáculos, colma el alma apreciar el grado de implicación de la ciudadanía en ser parte de ella. Es esa satisfacción personal no solo por un trabajo bien hecho, sino por algo que sabemos que va a quedar para la Tierra y para las generaciones futuras, por algo que sabemos que estamos despertando en muchas personas que es el amor a la naturaleza.

Los Montes de Málaga empezaron a ser reforestados a partir de los años 30 con masa de pino carrasco conformando lo que hoy es el Parque Natural de los Montes de Málaga que en su extensión actual comprende territorio de tres municipios: Colmenar, Casabermeja y Málaga. Nos corresponde a nosotros, las nuevas generaciones, mejorar sus características, potenciar la diversidad y embellecerlo con especies que sean apropiadas para el lugar.

Ese fue nuestro leitmotiv el pasado domingo 24 de febrero. En el que junto con la Asociación de Amigos del Jardín Botánico Histórico de la Concepción, a través de su  sección forestal, orquestamos esta jornada con el empuje del Instituto Andaluz del yoga  y la colaboración de las distintas administraciones con competencia en ese territorio.

La plantación se realizó el pasado domingo 24 de febrero en una jornada que, aunque ligeramente primaveral, se sentía fría y húmeda por la umbría de la zona de plantación. Con un grupo de participantes de poco más de 100 personas de diversos municipios, y hasta de diferentes países, y de muy diversas edades, incluido un bebé de apenas cuatro meses, llegamos a plantar 81 árboles de distinto porte de hasta siete especies diferentes: 28 olmos resistentes a la grafiosis, 15 almeces, 12 castaños, 12 fresnos, 9 nogales, 3 serbales y 2 tilos.

El interés ciudadano fue masivo y por tanto, fueron muchas las personas que no pudieron participar de esta labor social y de ocio. A todas ellas daros esperanza porque nuestro interés es seguir convocando otras actividades de este tipo para los próximos inviernos.

A los que asististeis esperamos que además de disfrutar del día y la experiencia os hayáis podido acercar un poco más a estos nuestros montes, que tanta singularidad territorial e histórica nos aportan, que os hayáis vinculado algo más a nuestro Parque y que os animéis a colaborar cada uno en vuestras posibilidades por el cuidado de nuestra Tierra. Y recordar, los árboles plantados necesitan agua para vivir y elegimos un lugar de fácil acceso para ello. Así que con nuestro grupo de voluntarios o por vuestra cuenta, en estas fechas cálidas que se avecinan, pasaros por allí a ver vuestra obra y disfrutar de una naturaleza viva.

Si queréis algo de nosotros ya sabéis dónde encontrarnos: contactoatamigosmontesdemalagadotes

Aquí, algunas fotografías de la jornada.